DESENMASCARANDO A DISNEY: LA BELLA DURMIENTE

29 jul. 2016

¡Hola! Hoy vengo con una entrada algo diferente. Y es que hace poco me apunté a la iniciativa “Desenmascarando a Disney” que organiza Carol del blog Inmarcesiblemente Etérea. ¿En qué consiste la iniciativa? Consiste en dar a conocer esas historias (que creemos que son muy bonitas y todo eso) que se esconden detrás de las películas de Walt Disney. Esta semana los participantes de la iniciativa hemos leído las versiones de Charles Perrault y los hermanos Grimm del cuento “La Bella Durmiente” que supongo que todos conoceréis. Son dos versiones muy diferentes entre sí pero que vale la pena conocer.

Primero voy a hablar sobre la versión de los Grimm que es la que más se parece a la de Walt Disney. Pero no me explayo mucho porque es como una versión más cortita y tampoco hay que contar mucho.

Todo empieza en un banquete en honor a la princesa recién nacida al que acuden todas las hadas del reino, que vienen siendo 13 (en Disney son 3). Pero solo acuden 12 ya que la decimotercera hada no estaba invitada. Por ese motivo cuando las hadas ya han dado su undécimo don, aparece esta e indignada por no haber sido invitada al banquete concede a la pequeña princesa un don: “Cuando tengas quince años, te pincharás con la aguja de una rueca y morirás” (Ojo, que en Disney lo suavizan y el hada malvada dice que dormirá 100 años, no que morirá). La última hada que se había quedado sin conceder su don, se apresura a modificar el anterior: “No morirás, sino que, dormirás cien años hasta que un príncipe te bese”. Los reyes asustados condenan a muerte a quien use una rueca (Disney quemaba las ruecas) Cuando la princesa cumple los quince se pincha accidentalmente con la rueca que estaba siendo usada por una anciana que supuestamente no sabía nada de las reglas que los reyes habían impuesto (supongo que la anciana es el hada malvada). Y la princesa se sume en un sueño de cien años, no solo ella sino todo el reino. Allá que a los cien años viene un príncipe la besa y vivieron felices y comieron perdices.


La versión de Perrault es mucho más macabra en mi opinión. Y empieza igual que la de los Grimm con la diferencia de que son 7 hadas las que hay, el hada malvada no es invitada porque la creían muerta y NO hay beso, sino que, se despierta por arte de magia delante del príncipe. ¿Por qué me ha parecido más macabra? Bueno, es que cuando se casan, la historia continúa porque el príncipe decide llevarse a escondidas a su esposa y a sus dos hijos (ya ves, ahí el amor a primera vista) al castillo donde gobierna su padre, una persona muy bondadosa y su madre, una señora que desciende de una familia de ogros a la que le gusta comer personas *-*. Cuando el padre muere, el príncipe ocupa su lugar y la madre decide comerse a todo el que pilla, es decir, a la Bella Durmiente y sus hijos. ¿Queréis saber cómo acaba esta historia? ¡Pues apúntate a la iniciativa!

Después de leer estas dos versiones de la historia tengo una duda; ¿qué le pasa a la gente del palacio cuando el príncipe y ella se van en el cuento de los Grimm? Y otra cosa de lo que me he dado cuenta es que no hay rastro de un bosque ni nada y no es ayudada por las hadas, sino que, la princesa vive todo el rato con sus padres en el palacio.

Definitivamente me quedo con la versión de los Grimm; es mucho más bonita. ¿Y tú, con cuál te quedas?
¡Anímate a participar en la iniciativa!




Cool Butterfly